Gissel Santander Soto July 5, 2016

 Para el muralista, Esteban Fuentes de María, el MIB es el “escaparate” del arte barroco de Puebla que en el futuro podría convertirse en un museo de arte contemporáneo cuando el museo quede vacío al devolver su acervo prestado.


Por Gissel Santander Soto
Foto: Mireya Novo

 El Museo Internacional Barroco (MIB), construido a través del Fondo Nacional de Infraestructura con un presupuesto que asciende a los 742 millones de pesos, causa polémica entre artistas y académicos que reconocen la belleza de su arquitectura, pero temen que se convierta en un elefante blanco con el paso del tiempo.

Sin duda, uno de los proyectos más ambiciosos del sexenio morenovallista, no dejó satisfechos a quienes impulsan los grupos y colectivos culturales.

Pero a contracorriente de los detractores del museo, Esteban Fuentes de María, observa en el recinto un escaparate para acercarse al arte barroco.

Fuentes de María combina las aspiraciones decimonónicas de regresarle a la pintura un lugar privilegiado entre las artes. De María ha hecho de las aves su fetiche iconográfico. Desde su atelier en el centro histórico de Puebla se contempla la catedral de espíritu palafoxiano.

El artista poblano, Esteban Fuentes de María, considera al Museo Internacional Barroco (MIB) como un espacio público cuyo valor reside en la arquitectura de Toyo Ito. En el futuro, el museo podría transformarse en un museo de arte contemporáneo.

Pero encuentra en el MIB la advertencia de un proyecto que confia más en los poderes de la prestigiosa arquitectura del ganador del Pritzker que en la apuesta por un acervo propio.


“Barroco significa estar parado en un monumento de la opulencia y al mismo tiempo pararte y ver de un lado La Vista y del otro lado ver muchísimos INFONAVIT , yo creo que eso también te habla mucho del barroco, porque el barroco está muy marcado por la distinción económica que lo genera”.


Sin embargo, el muralista reivindica la inversión pública millonaria, generadora de una intensa polémica, para atraer en el escaparate del museo a turistas y espectadores. El muralista también se muestra autocrítico de la ausencia de personajes de la plástica en Puebla, en comparación a estados vecinos como Oaxaca, donde los artistas se acogen al impulso iniciado por Francisco Toledo.

Fuentes de María espera que con el cambio de gobierno se consolide el proyecto museístico del Barroco, aunque matiza su percepción del museo.

FUENTESDEMARIA29


-Revisando tus redes sociales, nos dimos cuenta que estuviste pintando a las afueras del MIB. ¿Cuál fue la experiencia de ser el primer artista en generar una obra desde cero en el museo?

-La verdad no es así, la historia se puede hacer larga. Hace una semana saqué una campaña en contra de todo lo que se desperdicia de las campañas de los partidos políticos, entonces los que me contrataron para un evento privado, completamente ajeno al MIB, me contrataron para pintar en el evento en vivo, más o menos como lo que hice en La Ciudad de las Ideas. Me contrataron hace dos meses y el evento fue un día después de que saliera lo de las campañas. Es una revista apartidista la que organizaba el evento y me vetaron. No me dejaron pintar, me enojé muchísimo porque ya estaba preparado para pintar, estaba anunciado en el programa del evento. Me da mucha tristeza que se muevan así las cosas en México. Hablé con un amigo y me dijo: “Es muy importante que los artistas sepan que el MIB es suyo, que lo pagaron los poblanos y es un espacio abierto. Aquí lo que se quiere es que se adentren a la cultura barroca”, me dijo: “No se pudo hacer lo de ayer, pero hablé con la dirección del MIB, (creo que todavía no hay un director puesto, pero hay alguien administrándolo), eres bienvenido, lleva un caballete, un lienzo y el MIB está abierto para que empieces a pintar. Ya no va a ser como parte del evento, ahora es directamente por parte del museo y que te empiecen a seguir artistas”. Yo dije, a ver qué tal, seguro el aire me va a tirar todo. Se puso negro el cielo, se abrieron las nubes cuando empecé a pintar, padrísimo. Me llevé a un fotógrafo para empezar a darle difusión a este proyecto. Mucha gente me dijo ¿Por qué tú?, tú no eres artista barroco, ¿quién te escogió? Cualquier artista puede ir, llevar su lienzo y ¿por qué no?, disfrutar de este gran recurso que más allá de lo que tiene adentro, yo creo que el gran valor es su arquitectura. Es un palacio a la historia barroca que construyó Toyo Ito y está ahí. Yo creo que debemos aprovecharlo para ir a pintar. Todos los artistas deberíamos hacer eso como en Montparnasse en París, donde los pintores sacan su lienzo y se ponen a pintar, o en El Prado que van estos tradicionalistas madridistas a echar sus trazos inspirados en lo que vieron adentro, digo, está muy padre tener esa ventana abierta porque es un espacio público, es un espacio de los poblanos, es un espacio de todos sus artistas y la gente que se quiere acercar a la cultura y qué padre que a mí me tocó ser el primero en hacer una obra en el Barroco. Ahora estoy trabajando en una obra que se va a poner, ahora sí muchísimo más formal. Estoy trabajando en una obra que voy a exponer en agosto en el MIB, es la presentación de uno de mis cuadros basado en el neobarroco, un movimiento. Ahora sí presumí que fui el primero que anduvo echando pincelazos en la fachada del museo barroco.

-¿Crees que el Museo es en realidad un foro y un espacio para los artistas poblanos?

-La verdad es que nunca se prometió como un foro para los artistas poblanos. A mucha gente le preocupa “cuándo expondré ahí”. En el MIB se le está dando mucha proyección, también a los contemporáneos barrocos, porque pues hay que definir como barroco más que una época que pasó en el tiempo, ahora sí que esté movimiento que se está volviendo a generar y que intrínsecamente va siempre ligado a la riqueza, por eso son artistas asiáticos o americanos. El barroco siempre va ligado a la opulencia económica, entonces yo creo que sí se le está abriendo a los jóvenes y yo creo que si queremos colocarnos dentro del MIB tenemos que volvernos un poquito más barrocos, para los poblanos es fácil porque vivimos en una ciudad que lo es. De hecho sí me preguntaran sobre el museo barroco, para mi éste es el museo barroco, éste lugar donde vivo, el Centro Histórico es el museo barroco. Y el museo barroco de Toyo Ito, el MIB es un recinto para rescatar todas estas cosas. Creo que vale mucho la pena que los jóvenes hagamos un esfuerzo por encajar dentro de ese concepto porque, no es sólo cambiar tu obra, es un movimiento, que creo merece muchísima fuerza.

-¿Qué opinas de haber apostado por Toyo Ito y no por el talento mexicano para la construcción del MIB?

-Es una pregunta que todos nos hicimos. Yo soy fan de Toyo Ito, a mí no me gusta el minimalismo, pero me encanta su minimalismo. Para mí no es un Toyo Ito, es un Frank Gehry desnudo, un Frank Gehry al que le faltaron las placas de metal. Yo creo que hoy la gente critica mucho lo que gastó, critican lo que costó, claro que hay prioridades, pero eso significa barroco. Barroco significa estar parado en un monumento de la opulencia y al mismo tiempo pararte y ver de un lado La Vista y del otro lado ver muchísimos INFONAVIT , yo creo que eso también te habla mucho del barroco, porque el barroco está muy marcado por la distinción económica que lo genera. Yo creo que cuando se construyó la Biblioteca Palafoxiana, cuando se hizo la catedral, cuando Juan de Palafox hizo todas estas cosas de lo que hoy es historia poblana, no escatimó. Creo que es muy valiente de parte del gobierno del estado, haber invertido tanto en cultura. Es una inversión que en la vida, desde el porfiriato no se hacía, tal vez en la Biblioteca José Vasconcelos. El Complejo Cultural, bueno, padrísimo, pero en Puebla nunca se había invertido tanto en cultura, yo creo que deberíamos estar súper contentos, de que nunca se habían construido tantos museos en la historia de cualquier gobierno del mundo y éste fue la joya, no podemos evitar tocar temas políticos, es la joya del morenovallismo. Yo creo que se necesita muchísimo valor para olvidarte de las críticas un poquito y apostarle tanto al arte, y qué bueno que nos pasó a los poblanos.

FUENTESDEMARIA06

-¿Qué opinas de la museografía y de la colección?

-Es algo que yo siempre he dicho. Estoy trabajando ahora con un mezcal, por ejemplo. Es el primer mezcal de denominación de origen poblano. Hicimos una botella muy bonita, porque teníamos un muy buen mezcal. Primero trabajas en un muy buen contenido y después trabajas en el contenedor. Aquí, trabajaron al revés. Hicieron un súper contenedor de Toyo Ito, para nada, porque bueno, mucha gente se queja “deshicieron el Museo Bello”, y cuándo fuiste al Museo Bello, ¿por qué te quejas, si tú nunca fuiste? Te lo pusieron en la Atlixcayotl y ahora sí vas. Fue muy inteligente apostarle a sacar un poco del barroco que nos sobra en el centro y que está escondido en catacumbas a una parte nueva. Yo creo que el gran error fue ese, hacer antes el contenedor que el contenido, pues casi toda la colección es del Franz Mayer y casi toda es prestada, acervo no tiene. Pero es un museo que vale por eso, por su museografía, porque te metes a una sala en blanco y hay un proyector que te transporta a las catedrales más bonitas del barroco, de Europa, de América y de todos lados. Luego entras y ves una maqueta de Puebla, es una sala en la que me he podido estar horas, en la inauguración, hubo tres inauguraciones, yo fui a las tres y me acuerdo que en los recorridos nos quedábamos embobados. Yo creo que fue una muy buena idea apostarle a un espacio contemporáneo para exhibir algo tan antiguo. Yo creo que el Museo Barroco sí es una buena iniciativa del gobierno.

– ¿Qué opinas de la producción cultural hoy en Puebla?, ¿Hay calidad?

-Sabes qué, no. No le llegamos ni a los talones a la Puebla de antaño. Yo creo que nosotros estamos creciendo en las ruinas del palacio de nuestros sueños. El centro hoy se está, wow, o sea, está teniendo inversión, pero muy poca gente vive el Centro Histórico, pocos empresarios están apostando a la verdadera vivienda de calidad, por ejemplo, antes traíamos al mejor arquitecto a construir nuestros palacios, tanto a la sociedad, como al gobierno. Hoy no. Hoy son proyectos mucho menos ambiciosos, nada comparable con los proyectos originales, yo creo que hoy los poblanos nos tenemos que poner las pilas. Por ejemplo, Oaxaca hoy es uno de los estados más pobres de México, pero es el principal productor de arte. En Puebla nos da muy fácil la envidia, en lugar de formar escuelas, como Toledo, cuando los demás oaxaqueños empezaron a pintar bichos, dijo “wow, qué bueno. Me están siguiendo”, les aplaudió. Acá, si yo empiezo a hacer algo que se parezca a lo de alguien más, me van a echar piedras, tal vez, si alguien empieza a pintar un pájaro no me va a dar coraje. Yo creo que los poblanos nos tenemos que poner las pilas, como jóvenes, como qué estamos haciendo con este gran legado. No es posible que tengamos un Centro Histórico tan rico y que no le estemos llegando a los talones a lo que antes se generaba. Yo creo que el arte joven de Puebla tiene muchísimo potencial, pero no se está llevando como debería.


“No es un escaparate para el arte poblano hoy, tal vez debería ser. Sobre todo porque es un proyecto, como ya lo dije, vacío.”



-¿Crees que el MIB beneficie directamente a los artistas poblanos?

-No, porque ningún poblano se está exhibiendo. No es un escaparate para el arte poblano hoy, tal vez debería ser. Sobre todo porque es un proyecto, como ya lo dije, vacío. El museo barroco es un proyecto vacío, que bueno, ayer se anunció a Tony Gali como el próximo gobernador y le va a dar seguimiento, pero tan pronto entre el PRI o entre alguien que no esté de acuerdo con esta historia, lo va a vaciar, porque de todos modos se tiene que vaciar cuando nos pidan de vuelta las piezas prestadas. Muy fácil lo pueden transformar en el museo de la Revolución, en nuevas oficinas de gobierno, en el museo de ecología, en el museo del Atoyac. Está vacío y lo podemos igual transformar dentro de mucho en un museo de arte contemporáneo, que ahora si sirva de escaparate, por qué no vernos más ambiciosos y conseguir, por ejemplo una franquicia del Prado, así como Bilbao, una ciudad en España, se trajo un Guggenheim, y ahora es “wow Bilbao”. Por qué no apostarle a eso y dentro de mucho estaría muy padre traer un Guggenheim a Puebla. Traer un museo del Prado a Puebla o traer un museo que ya exista y franquiciarlo, tal como se inaugura en 2017 en Abu Dabi, un museo de Louvre. Estaría padrísimo y nos daría muchísima más proyección que los poblanos nos trajéramos una franquicia de esa talla.

¿El MIB puede competir con museos de la talla internacional del MOMA o el Prado?

-Claro que no, nadie viene a Puebla a ver el MIB, nadie ha venido a Puebla a ver el MIB. La prueba está en que ni el presidente lo quiso venir a inaugurar, ni Toyo Ito lo hizo. Toyo Ito vino hace una semana o dos a dar una plática para explicar por qué era barroco. La verdad es una obra que aplaudo y me gusta mucho pero le veo mucho más potencial. Creo que el museo barroco de Puebla es el Centro Histórico. El MIB es un gran escaparate, que espero un día logremos aprovechar.

 

 

 

4 thoughts on “El desafío del arte en Puebla, crear escuela. Entrevista con Esteban Fuentes de María

  1. Un severo problema de este y otros artículos del estilo es que, buscando una opinión sobre arte y cultura contemporáneos, se van a preguntarle a un ‘artista’ cuya producción carece de discurso, su definición de ‘arte’ se mantiene en una posición bohemia de principios de siglo XX, y su única legitimación proviene de los padrinos que se ha conseguido y que le han ayudado a establecerse en el mercado de arte local. Esta persona no tiene la más remota idea sobre arte contemporáneo, ni sobre los artistas o espacios de exhibición independientes que de hecho tienen propuestas interesantes en Puebla y sus alrededores.

    Esteban Fuentes de María es un artista completamente comercial. Sabe pintar pájaros, y se llama a sí mismo ‘muralista’. ¿Acaso su producción artística esta informada en teoría o discursos recientes? No, se apega completamente a cánones del ‘artista bohemio’ de los años 20’s para atrás. Es irónica su crítica al MIB ya que él mismo es un producto del espectáculo- sí lo quieren ver así, sus obras y su fama son en realidad un cascarón vacío, pinturitas de pájaros que no retan ni cuestionan ni tienen un gran contenido, y por lo mismo son compradas por élites que no quieren ni ser cuestionadas ni retadas, únicamente quieren una pintura bonita para colgar en su sala. Sí en algún momento el edificio de Toyo Ito fuera utilizado para presentar obras de arte contemporáneo de artistas locales, el Niño Pájaro no debería figurar, ya que sus obras, en cuanto a discurso, no son contemporáneas en absoluto.

    Existen críticas al MIB, buenas y malas, acertadas y congruentes, por parte de personas con mejor entendimiento tanto de la posición de Puebla como de la historia y evolución de los museos a nivel internacional. Igualmente, existen jóvenes artistas a nivel local con propuestas más relevantes y ‘contemporáneas’, muchos de ellos salidos de las tantas universidades de artes que hay en el estado. Me parece que sería una buena decisión apoyar estas propuestas más que quedarse con la cara construida del mercado del arte en Puebla.

  2. Muy interesante la entrevista y el punto de vista tiene Esteban Fuentes de María , un artista que soio tiene 20 años con un razonamiento maduro

  3. Cualquier persona que se dedique a el Arte de cualquier estilo es digno de expresar una opinión y es tan valiosa una como la otra, porque cada persona vierte su punto de vista y al escuchar a todos se puede llegar a una conclusión de que es lo más conveniente en un futuro para el MIB
    Yo considero a Fuentes de María un artista muy joven con un gran futuro, me ha gustado la entrevista como sería bueno escuchar más puntos de vista

Leave a comment.

Your email address will not be published. Required fields are marked*