Anhelan habitantes de San José Chiapa los beneficios de Audi

on March 1 | in Estado, Sujetos | by | with No Comments

El paraíso ofrecido por el arribo de Audi a San José Chiapa más bien parece un espejismo para los pobladores del municipio rural.  Los beneficios los acapara la Ciudad Modelo ante el rezago de los municipios aledaños.

Por Rubén Díaz Avelino.

Fotos Hilda Ríos.

A cuatro años del anuncio de la llegada de la planta automotriz AUDI a San José Chiapa y a tres meses de su inauguración, la inversión de más de 1,300 millones de doláres, sigue sin reflejar beneficios comunes a los municipios de la zona y la decepción se arraiga entre sus pobladores.

Aun cuando la producción de autos de la más alta gama ya comenzó, AUDI, lejos de ser un ancla de desarrollo para esta región, la industria automotriz con su exigencia de mano de obra especializada acentúa la brecha de la desigualdad del día a día por parte de los habitantes de San José Chiapa y Nopalucan, los municipios más cercanos que ofrecieron todo, a cambio de prácticamente nada.

Además, el panorama internacional ha complicado el escenario automotriz. Aunque Volkswagen y AUDI se han mantenido hasta la fecha firmes en sus inversiones en México, la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca ha forzado a que la automotriz Ford cancelara  una inversión de 1,600 millones de doláres en San Luis Potosí. Al descontento local se suman las amenazas de Trump contra la industria automotriz que ha dejado los Estados Unidos para instalar sus plantas en México donde paga salarios menores a los pagados en los países del primer mundo.

 

Las expectativas de desarrollo aún sin cumplir

Las expectativas cuando el gobernador, Rafael Moreno Valle, y los empresarios de Ingolstadt, anunciaron la llegada de esta empresa en 2012, prometieron que esa zona sería un polo de desarrollo y que generaría inversiones y empleos, pero de todo eso nada, al menos para los habitantes de estas comunidades.

Tan sólo en San José Chiapa existen unas 25 familias beneficiadas directamente por la planta porque vendieron terrenos o uno de sus miembros trabaja en la armadora, otros laboraron, pero en la cimentación o en otras áreas de labor que fueron pasajeras y que fue sólo por espacio de uno o dos años lo que duró el sueño del desarrollo, ya que a la fecha, la mayor parte de la mano de obra utilizados en tareas primarias, ha regresado a la normalidad; trabajos mal pagados o a la emigraciones a ciudades como Puebla o municipios del estado de Tlaxcala.

“Pues el gobernador dijo que todos íbamos a ser beneficiados de una o de otra manera, pero puro cuento, como eso de que no iba a pedir un sólo peso prestado y él se va y nos deja endeudados”, afirma Filemón Romero, un habitante de San José Chiapa que todos los días de las 6 de la mañana espera el autobús de la línea Vía que lo llevará a Puebla donde labora como albañil.

Cuando Rafael Moreno Valle, gobernador saliente de Puebla, anunció la llegada de AUDI, el costo de pasaje para ir a trabajar a la ciudad de Puebla era de 24 pesos, ahora cuesta 35 pesos; se espera que suba a 40 pesos.

El precio de la gasolina fluctuaba entre los 12 y 13 pesos, pero ahora el litro llega a los 17 pesos afectando sus gastos de transporte, ahora el costo de la vida para los habitantes deSan José Chiapa es más elevado.

 cdmodelo09

Autoridades municipales excluidas

El futuro inmediato no se ve diferente a lo que era antes, según ha declarado el presidente municipal Josué Martínez Santos en las ocasiones que ha abordado el tema.  El alcalde Martínez Santos como otras autoridades, prácticamente, han sido desplazados y vulnerados, pese a que la Constitución Política en el artículo 115 les otorga autonomía a los municipios.

Sin embargo, el convenio que estos municipios acordaron con el gobierno del estado, puede terminar en el momento en que por mayoría, el cabido de cada municipio decida terminarlo; ya hay municipios que para evitar venganzas políticas del gobernador Moreno Valle, pretenden dar por finalizada su participación en cuanto el nieto del general del mismo nombre deje el poder.

En la región los alcaldes fueron obligados a firmar convenios donde le otorgaban todo al gobierno de Puebla, y aquel que no firmara seguramente iría a la cárcel con “delitos inventados como se las gasta el gobernador, los ediles están libres, prueba de que firmaron, otra prueba es que no hubo beneficios para los pueblos”, señala Gabriel Reyes, integrante de un grupo de Nopalucan conocidos como los “duros” por su oposición a sus autoridades.

Reyes agrega que “a poco de la inversión que hizo en Audi no le quedaron al gobernador 10 millones extras para darle a cada municipio, al contrario les chingó las participaciones, los obligó a pagar cosas que no les correspondían, y así, pues ni cómo obligar a nuestros alcaldes a traer obra pública, escuelas, beneficios de programas sociales, es un gobernador que es odiado en esta región”, reclama Gabriel.

Y parece tener razón, porque fuera del perímetro de la obra de AUDI, todo sigue igual, entre la gente se percibe el desánimo. Incluso hay afectaciones porque la población se incrementó drásticamente y eso se refleja en que de pronto, los dos últimos años se agotaron los lugares en las aulas, resultaron insuficientes, cuando previamente los profesores tenían que conseguir alumnos y convencer a padres de familia para dar clase a grupos de hasta 15 infantes, hoy la matrícula se ha multiplicado.

Para llegar a AUDI se utiliza una autopista cuyo peaje es de 18 pesos, las vialidades de primer mundo, como las instalaciones donde se armas los autos de lujo, contrastan en mucho con la vida diaria de los habitantes, parece un gueto, donde el desarrollo y la distribución de la riqueza tiene muy bien delimitados y definidos sus beneficios y alcances.

Como en la novela del premio nobel, Gabriel García Márquez, Cien Años de Soledad, “Y es que un estirpe que ha vivido cien años de soledad, no merece una segunda oportunidad”, así, los habitantes de esta región, parecen haber sido engañados con el sueño del desarrollo.

En el campo es peor, Melitón Minor, arguye que antes, le llegaban programas del campo, pero ahora no, hubo quien le dijo que estaba anotado y hasta pago una cuota de cien pesos por anotarse y entregar papeles para obtener un beneficio, nunca le dieron nada y la cuota de cien pesos que reclamo, también se la robaron, sólo le dijeron que el dinero era “una cuota de recuperación”.

Uno de los lugares que si ha probado el beneficio del desarrollo mediante el incremento de su ingreso es el restaurante La María, pero para su crecimiento, indirectamente tuvo que quebrar a otros dos mediante su exquisita comida.

Su propietario, ex chef en Estados Unidos, encontró una ventana de oportunidad en la llegada de AUDI, abrió un local pequeño y debido a la demanda en incremento se mudó a otro local más grande que ahora resulta insuficiente; incluso la carta de sus alimentos es trilingüe: español, inglés y alemán, su negocio sigue pujante.

Pero en realidad son pocos los establecimientos que han prosperado, como la ferretería La Estrella que empezó a vender cantidades inusuales de herramientas y el alto volumen de ventas, lo que generó ingresos inusitados a su propietario quien se ha visto obligado a contratar guarda-espaldas para garantizar su seguridad, mientras que sus empleados, como otros habitantes de la región, buscan con esfuerzo lograr la alimentación  de sus familias.

***

Con un retraso de dos meses, en septiembre de 2016, fue inaugurada la planta AUDI, el ingreso estuvo impedido para los habitantes de estos municipios, para quienes la empresa siempre ha sido una barrera a su desarrollo, incluso el paso estuvo impedido para aquellos que dieron todo a cambio de nada para sus comunidades, los regidores de los municipios que cedieron todo ante el estado y ni las gracias les dieron.

María trabaja en una de las clínicas Cessas, inauguradas por el gobernador. La propaganda gubernamental anuncia que garantizan la “salud total”. Pero la trabajadora de los servicios de salud públicos afirma que todo lo paga el municipio: “Nuestros sueldos son pagados por los municipios, las autoridades municipales también solventan gastos necesarios como el diesel de las plantas generadoras de energía, el agua que toma el personal médico, pacientes y visitantes, el gas y otros gastos”. La enfermera teme que dar su nombre le provoque represalias en su trabajo.

En ninguno de los municipios se tiene un reporte positivo sobre la venta de productos de los habitantes a la planta armadora. El comedor es operado por una empresa trasnacional con sede en la Ciudad de México, es decir, los frutos, hortalizas, verduras, pan, tortillas u otros, nada que producen estos municipios es vendido a la empresa AUDI.

Las empresas pequeñas, medianas y grandes que se han establecido a la sombra de la armadora, son firmas que ya trabajaban desde Puebla, Cuautlancingo o Coronango, entre otros municipios, para Volkswagen de México, eso explica porque no ha crecido el empleo indirecto.

Los pagos a los trabajadores contratados por las proveedoras no se parecen en nada a los que paga la empresa alemana, por lo que la derrama económica local esta “espantada” en esta zona.

Sin embargo, los trabajadores técnicos especializados no provienen de San José Chiapa; son personas que en un 85% viven en la capital poblana, sólo hay que ver en la autopista Puebla-Xalapa el paso de las unidades AUDI y VW que la empresa otorga a sus trabajadores, quienes son alojados en las zonas de mayor plusvalía de Angelópolis y Cholula, donde sí hay una derrama económica.

Esto tiene una explicación, hace meses y sobre todo cuando ingresaron a trabajar, los empleados técnicos y de confianza se les  “recomendó” vivir en Puebla, sobre todo en las dos zonas referidas. Por lo que no se refleja el progreso en los municipios que dieron vida a AUDI.

Los caminos rurales y aún las vialidades primarias siguen igual, si acaso tiene un avance pero es por el trabajo de los alcaldes y sus regidores, por el personal de los municipios, no hay nada fuera de AUDI y Ciudad Modelo, que pueda presumir el gobernador en su informe.

Cuando la planta AUDI fue inaugurada se le impidió el paso a los habitantes y autoridades, sólo les fue permitido el acceso a los alcaldes, pero se cree que ahora con el último informe de Rafael Moreno Valle le pagarían a la gente hasta dos mil pesos por su asistencia, aplausos y porras. Sólo así la gente acudiría, como sucedió en las pasadas elecciones, cuando los partidos aliados al gobernador ganaron. El voto para favorecer a los partidos satélites costó hasta dos mil pesos, se estima. Ese dinero ha sido la única forma en que los habitantes han sido beneficiados directamente por el gobierno del estado, la compra del voto en las elecciones y  su remuneración por acudir al último informe en beneficio de los habitantes que acudan a despedir los seis años del gobierno de Moreno Valle

También esperan que la marginación, la incertidumbre y la amenaza que caracterizaron el manejo del poder se vayan con él.

 

Pin It

related posts

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

« »

UA-91549547-1