Multitud February 6, 2018

En Puebla, un estado marcado por la desigualdad social, el precandidato de Morena a los Pinos, Andrés Manuel López Obrador, recorre las plazas para llevar su mensaje antiprivatizador.

 

Por María Luisa Martell

Fotos: Hilda Ríos

Lo que hubiera podido ser un viernes común por la mañana en la Sierra Norte de Puebla, se alteró por la visita del aspirante a la presidencia de la República, Andrés Manuel López Obrador. Era una tibia mañana del dos de febrero, cuando alrededor de 40 asistentes desperdigados por la plaza central del pueblo mágico de Pahuatlán, esperaban ansiosos su llegada. Los organizadores del evento estaban nerviosos porque un día antes las autoridades convocaron a la población para recibir su apoyo del programa social SEDESOL, “en los mismos pueblos donde se va a presentar, condicionan la presencia de la gente para no asistir al evento…” revelan con un tono de molestia. Poco a poco la gente llega por su propio pie a la reunión informativa de Morena, el partido de izquierda que puntea las encuestas presidenciales a cinco meses de la elección, y que en Puebla desafía al grupo en el poder.

Durante el recorrido a Pahuatlán, población de mayoría indígena, el paisaje sin duda es significativo para los poblanos ya que ha sido ejemplo de lucha contra los denominados proyectos de muerte. En un ambiente de montañas, extensos campos de pasto amarillo, quemado por el frío; vacas, caballos y borregos, que no encaja con un puesto de “frutas tropicales” dónde ofrecen cocos, sandías y piñas. 300 metros más adelante, se encontraba la desviación a lo que sería el último jalón y el más lento, pues hoyo sobre hoyo se tuvo que ir avanzando.

En el kiosco del parque se encontraba la banda del pueblo ensayando las piezas que iban a interpretar a la llegada de “ya saben quién”; la Marcha de Zacatecas y Qué chula es Puebla, sonaban una y otra vez, para afinar detalles.

De a poco la gente se fue concentrando en la parte central del parque y a las 10:14 uno de los organizadores del evento se subió al templete para dar la bienvenida a las personas que iban llegando; en una parte de su recibimiento señaló “…por eso es importante tomar conciencia…entender que la conciencia se encuentra sobre el miedo, tal y como dice López Obrador…” A los 15 minutos otra organizadora se sube para ir calentando los ánimos y le pide a los presentes que griten al unísono; “Obrador, Obrador!!”…el silencio le responde. De inmediato señala: “…bueno, como ensayo estuvo bien pero, hay que echarle más ganas…” Un organizador más toma el micrófono y dice:”…pero este evento es una fiesta social…una fiesta cívica…” la gente sólo lo observa.

Más personas siguen llegando y los organizadores siguen intentando subir los ánimos. Algunas personas llevan cartulinas blancas con leyendas: “Di sí a la vida, No al gasoducto” “No a los proyectos de muerte” “No al gasoducto”.  La imposición de los “proyectos de muerte” es una constante en la Sierra Norte de Puebla. Los pobladores se oponen a la construcción del gasoducto Tuxpan-Tula.

Banderas blancas ondean en el aire. Chalecos, gorras guindas y rosas, tazas, camisetas, posters con la imagen de López Obrador y pulseras de Morena; se ofrecen a los asistentes, de momento me siento como en un concierto de rock. Seguimos esperando a que esto comience.


“el campo ha estado abandonado a su suerte por muchos años como ustedes lo saben…después de aplicar esta política antipopular llamada neoliberal, desmantelaron todas las políticas de fomento al sector agropecuario…desde entonces todo es, entregar despensas, puro frijol con gorgojo”

Andrés Manuel López Obrador


A la media hora, Luis Miguel Barbosa, precandidato de Morena a Casa Puebla hace su aparición en la plaza. La banda del pueblo lo acompaña en su entrada entonando la Marcha de Zacatecas. Barbosa sonríe, reparte saludos y abrazos a quienes se acercan. Es visible su dificultad para caminar y se apoya en un colaborador y en su bastón. Camina de a poco y llega al templete, sabe que López Obrador se va a tardar en llegar pues, se sienta en las escaleras del escenario para esperar. Mientras tanto, el grupo Herencia serrana, entona varias canciones para hacer más llevadera la espera. La gente, sin que nadie se lo pida, brinda calurosos aplausos a cada una de las intervenciones de los cantantes, se nota que les agrada su música.

Luis Miguel Barbosa, precandidato de Morena a la gubernatura de Puebla y Andrés Manuel López Obrador, en la sierra norte de Puebla. Foto: Hilda Ríos.

Cohetes, campanas y la perorata de los organizadores al micrófono se confunden en el aire. Uno de ellos dice: “…el Neoliberalismo es igual a la desunión…por eso Morena propone que nos unamos, nos juntemos, nos conozcamos…en Pahuatlán y Honey nos conocemos; cómo andamos, quiénes somos…Obrador nos invita a que nos unamos…” Ya es casi medio día y nada, aún no llega. Nuevamente la organizadora interviene pero con otro slogan “…es un honor estar con Obrador…es un honor estar con Obrador!!”. El área destinada para el evento ya está llena.

12:01 pm “Ahí viene…ahí viene…ya está con nosotros el licenciado Obrador…recibámoslo con un gran aplauso!!!”  La banda entona la Marcha de Zacatecas con más enjundia y se les pide a los asistentes hagan una valla para que le permitan pasar. Aplausos, silbidos y gritos. López Obrador que viste un sueter guinda y franja gris, entra sonriente, saludando. Su comitiva le sigue los pasos, Gabriel Biestro, dirigente de Morena en Puebla; Manuel Bartlett, exgobernador de Puebla; Rodrigo Abdalá, diputado federal; los aspirantes al Senado, Alejandro Armenta y Nancy de la Sierra; el dirigente del Partido Encuentro Social (PES),  Raúl Barranco y el líder del Partido del Trabajo Zeferino Martínez; ellos también hacen lo propio.

Las coronas y el collar de flores para Obrador y Barbosa no se hacen esperar. “Los accesorios florales” de Obrador se ven complementados por “algo” que desde mi ignorancia me hace pensar en un bastón de mando de flores. El primero en iniciar es Barbosa quién después de un “Gracias  a todos…” destaca la importancia histórica y cultural de la región. Menciona el asesinato de Leandro Valle, el momento en que a Pahuatlán se le sube a la categoría de villa y se convierte en un centro liberal, además de una región donde confluyen las culturas nahua y totonaca.

El imperio del barroco poblano

Luis Miguel Barbosa prosigue “…se necesita una rebelión social organizada por eso es necesario que Andrés Manuel sea el presidente!!!” Aplausos, fanfarrias y gritos. “Este momento es un momento de coyuntura histórica, un momento crucial…estar del lado correcto de la historia es hablar con la verdad…así lo entienden los apologistas, los historiadores de Juárez, hablaban de él como un gigante…y Andrés Manuel es un gigante!!!” El aspirante de Morena a la gubernatura insiste: “ A Morena no se le olvida su origen popular por eso y por el bien de todos, primero los pobres, las clases medias, los empresarios, todo por un mejor futuro!!!…Fuera Rafael Moreno Maximiliano del Valle Habsburgo y Martha Ericka Carlota de Habsburgo!!!…no se les va a permitir!!” Risas y rechiflas de la gente…”Fuera!!! Fuera!!!” Barbosa concluye eufórico: “…al PRI y al PAN nos los vamos a chingar!!!” Más gritos y aplausos.

Es el turno de López Obrador quién señala la importancia de mencionar en esta asamblea informativa las acciones que Morena llevará a cabo una vez que se llegue a la presidencia. Después de un recuento histórico donde resalta la importancia de Benito Juárez como presidente y hace evidente su repudio hacia Porfirio Díaz, destaca como uno de los aspectos principales a eliminar, la corrupción. Menciona: “la corrupción es un cáncer que se debe combatir…la corrupción que viene desde arriba hacia abajo y que impide el desarrollo…” “…es una minoría rapaz la que se dedica a saquear, a robar al amparo del poder público” “son quienes tienen el negocio de la compra de la gasolina en el extranjero…hace más de 40 años que no se construye una refinería en nuestro país, tenemos petróleo pero se vende el crudo y se compran las gasolinas a precios elevadísimos…tenemos nada más seis refinerías, Estados Unidos tiene ciento cincuenta refinerías, las seis refinerías nuestras las están dejando que se conviertan en chatarra!!” “…son los huachicoleros de arriba!!” “… por eso tenemos que unirnos todos y acabar de tajo con la corrupción!!” Obrador asevera tajantemente: “…vamos a acabar con la corrupción…se va a erradicar la corrupción, se va a desterrar; este es el principal punto en nuestro programa!!” Los asistentes aplauden y vitorean.

De la corrupción pasa al campo, menciona: “… se va a apoyar toda la actividad productiva, al campo, se va a pagar bien al productor, va a haber compensaciones…voy a usar la palabra que han satanizado mucho…subsidio…vamos a darle apoyo a todos los productores como lo hacen en otros países…” “…el campo ha estado abandonado a su suerte por muchos años como ustedes lo saben…después de aplicar esta política antipopular llamada neoliberal, desmantelaron todas las políticas de fomento al sector agropecuario…desde entonces todo es, entregar despensas, puro frijol con gorgojo!!” “…ya no va a ser así, vamos a producir en México, todo lo que consumimos…vamos a fortalecer el mercado interno” “…vamos a sembrar árboles frutales maderables o lo que se da en cada región…” “…lo que buscamos es que queden cultivadas todas las parcelas…vamos a sembrar en el sur sureste del país un millón de hectáreas, de árboles frutales y maderables y nada más en Puebla, doscientas mil hectáreas con las que se van a poder generar ochenta mil empleos sembrando…” “…la idea es generar empleo para que el mexicano no tenga necesidad de ir a buscar la vida a otras partes…el que se quiera ir al Norte que lo haga por gusto y no por necesidad!!”

En el resto de los treinta y cinco minutos que duró la intervención, Obrador destacó otros aspectos como, el aumento de salarios a enfermeras, maestros y resto de trabajadores;  apoyo de becas a estudiantes y la creación de fuentes de empleos para los mismos, quienes al aprender algún oficio se les pueda otorgar un apoyo económico mensual y se evite la migración, acción que resume en la frase: “becarios sí sicarios no”. Igualar las pensiones de los ancianos al nivel de los que viven en la ciudad de México, vender el avión presidencial y el resto de la flotilla para, de esta manera, generar un recurso que pueda ser usado para las acciones planteadas. Desaparecer la mal llamada reforma educativa y en su defecto, hacer mesas de diálogo entre maestros y padres de familia para crear una nueva propuesta. La gente grita, aplaude y la banda no deja de tocar fanfarrias a cada señalamiento que hace…al final la despedida y la promesa de regresar en calidad de no sé qué porque, sino el INE lo puede sancionar y porque sabe que los de gobernación se encuentran presentes.

Pobladores de la Sierra Norte de Puebla se oponen a la construcción de los “Proyectos de Muerte”. Foto: Hilda Ríos.

Si no le gusta el clima regrese en 20 minutos y la bienvenida en Xicotepec

Obrador se despide de nuevo, hace un alto en las escalinatas del templete para atender a los medios y se sube a la camioneta para ir al siguiente punto, Xicotepec de Juárez. Con el sol ocultándose de a poco detrás de los grandes nubarrones grises, se apresuran a llegar, acelerando el paso por la sinuosa y estrecha carretera que atraviesa parte de la sierra; ya los esperan, ya están impacientes. Detrás, cual rémoras, vamos pegados en friega, para no perdernos en el camino y llegar a tiempo al próximo encuentro. Ya pasan de las 13:00 horas y después de Xico todavía hay que pasar a Chignahuapan para cerrar. El camino no es muy largo pero hay demasiadas curvas, nos movemos de un lado a otro. Xicotepec le da la bienvenida a Andrés Manuel con un enorme letrero que juega con lo complicado de su clima que invita al asombro a propios y extraños, “si no le gusta el clima, regrese en veinte minutos”.

 

Los rusos de Chignahuapan te damos la bienvenida Andres Manuelovich

Son las 15:00 horas y el acto protocolario comienza de nuevo. El cielo está gris y clima más frío. No hay tanta gente como en Pahuatlán pero los ánimos ya están arriba. La presentación, las mismas palabras y los puntos del programa de Morena se abordan de igual forma. Gritos y aplausos. La llovizna se hace presente y es momento de moverse al próximo poblado. Chignahuapan para las cinco de la tarde ya es un lugar muy frío que amenaza lluvia. Hay más gente y mejor sonido. Obrador llega con su comitiva. Barbosa, ya ronco y con cansancio en la cara, hace lo mismo, contextualiza pero lo hace de forma más breve. Ya está oscuro, la llovizna se hace más fuerte pero la gente no se mueve. Obrador, ahora enfundado en un jorongo, habla fuerte, grita, aún con energía se ve cómodo, se siente bien. Promete ser breve, no obstante, su discurso dura mucho más que los anteriores, más de 40 minutos. Se mofa de su relación con los rusos y hace escarnio de los comentarios. Una lona detrás de él dice: “Los rusos de Chignahuapan te damos la bienvenida Andrés Manuelovich”.

Leave a comment.

Your email address will not be published. Required fields are marked*