Multitud July 4, 2018


Por María Luisa Martell Contreras

Fotos de Ángel Franco

La jornada de este domingo comenzó muy temprano. Con itinerario en mano y una inquietud que incomodaba a ratos, existía en la mente esa incertidumbre de lo que deparaba el día; inquietud propia del tamaño de los eventos que estaban por venir. A las ocho de la mañana, con credencial en mano y antes de que el tiempo apremiara para acudir a todos los lugares previstos; me apresuré para ir a votar. Me dan el aventón hasta la casilla que me corresponde, corro y subo las escaleras para darme cuenta que, no sólo no están abiertas; sino que no se han instalado, no hay señalamientos, no hay indicaciones…no hay nada. Volteo para ver quién puede darme información alguna, algunas personas caminando de un punto a otro pero no veo a ningún funcionario de casilla cerca; el tiempo apremia…ya de vuelta a la salida, logro encontrar a una funcionaria que me dice: “…pues como a eso de las ocho y cuarto se empiezan a abrir…para que no espere tanto…” Y sí, no me puedo quedar esos quince minutos, minutos que se extendieron de acuerdo a lo que me enteré después, más allá de la media hora.

Iniciamos el recorrido hacia el centro de la ciudad. Es domingo, pienso, pero los boulevares, las calles; están mucho más tranquilas de lo usual, casi casi desiertas. Publico mi estado en Facebook: “…amigos fui a votar y aún no han instalado las casillas…” de a poco en un lapso de menos de media hora me voy enterando que esto se empieza a volver una regularidad. Amigos me comentan que les pasó lo mismo, amigos de conocidos, están teniendo la misma situación; extraño no ?…esto parece otra cosa.

En el camino a cubrir la primera nota del día, nos encontramos a Mario Riestra, caminando de forma muy casual junto con sus hijas, una caminata como de un día de domingo. Se le pregunta “…candidato…a dónde te toca votar ?…” se acerca al auto y nos indica el lugar. La avenida Juárez, la Paz, el boulevard Atlixco para las casi nueve treinta de la mañana están igual; con muy poca gente en las aceras, con algunos coches en circulación.

Recorremos la ciudad y mientras calles avenidas lucen vacías, las filas de gente en algunas casillas se extienden por cuadras. Alguien desde Huauchinango nos comenta: “…nadie nos dice dónde tenemos que votar…no nos hacen caso…les preguntamos y hasta se enojaron…hay unas filas enormes…” En la capital del estado las personas se desesperan porque ya son las diez y no han podido votar. Enojo, molestia, desconfianza…se respiran en el ambiente. Recién nos enteramos, once personas detenidas en el área de San Manuel por “delitos electorales” … las vinculan a Morena.

El siguiente punto a cubrir, el barrio de San Miguel, donde a Claudia Rivera le toca votar. Aguardamos pacientemente. El espacio es pequeño y nos arremolinamos al fondo. Claudia llega sonriente, vota y agradece a los medios. En un pequeño espacio regreso a votar. Para después del medio día el escenario luce muy distinto, las casillas están llenas, gente por todos lados; me sorprende la cantidad de coches estacionados en las calles que se extiende por cuadras. En la radio se habla de actos violentos en distintas partes del país. En Coatzintla, Veracruz; un grupo de gente armada amedrenta a los votantes…”la gente se les pone” y desisten, la casilla se cierra por unas horas. Coatzacoalcos…Tabasco…Ciudad de México…casillas aún sin abrir, enojo y desconcierto de la gente. Cientos de inconformes en distintos estados por no poder votar…sólo setecientas cincuenta boletas para las casillas especiales. Las filas en el estacionamiento de Periplaza dan vueltas y ya no hay boletas. La gente no se mueve, están en los rayos del sol que para este momento, literal, te derrite. “Esto es un fraude!!!…no nos dejan votar…” se escuchan los reclamos de la gente que no podrá hacerlo. No es una cuestión personal comentan los funcionarios de casilla, es un tema del INE, de los partidos.

Después de las tres de la tarde los comentarios de molestia e inconformidad dan paso a los sucesos de violencia que se presenta en los alrededores “…intento de robo de casillas en Totimehuacan…” al final, no se las llevan pero sí se invalida el voto. Balaceras en Loma Bella y Jerónimo Caleras…otro robo de urnas…intentos de amedrantamiento…la situación se torna bastante violenta…tal como se vaticinaba… ya falta poco para terminar una parte de la jornada; un par de horas más para el cierre de la votación.

Para este momento, las encuestas de salida hablan de un triunfo, por algunos  anunciado, de López Obrador para la presidencia de la República. En Puebla, la posición de la gubernatura está aún en veremos. Unos aseguran que Barbosa ya ganó…otros que Martha Erika va a la cabeza…a las seis de la tarde, están programadas las ruedas de prensa para dar a conocer los preliminares de cada partido. La pequeña sala del Crowne Plaza está atiborrada, no cabe un reportero más pero aun así siguen entrando, no sé cómo. Barbosa se declara vencedor…Morena, dice, ha arrasado en todas las posiciones en la capital del estado y hace hincapié en las irregularidades y actos deshonestos ocurridos durante este proceso, actos orquestados por el partido opositor. Festeja y celebra este gran triunfo, acompañado de Claudia Rivera, Alejandro Armenta y Nancy de la Sierra. Al mismo tiempo, en el hotel de enfrente; Martha Erika celebra también el triunfo con un punto de diferencia con respecto a Barbosa, no obstante, ella señala que hay ser cautelosos. A estas alturas y a pesar de que no hay nada claro aún…el panorama apunta a un final anticipado.

Para las ocho de la noche Claudia Rivera convoca a otra rueda de prensa,  con una gran sonrisa y acompañada de parte de su equipo y otros seguidores, agradece la presencia de los medios,  dice ”…ya ganamos!! …Puebla ganó!!…todos ganamos!!…prometo que no los voy a defraudar…prometo ser una buena presidenta!!…” Aplausos, vitoreos, gritos. En la red, circulan notas y publicaciones que hablan de un López Obrador presidente de la República. Meade reconoce su triunfo, le siguen el Bronco y Anaya. Peña Nieto manda un mensaje presidencial en apoyo al futuro presidente y reconoce la participación de miles de personas en este proceso electoral, reflejo de la democracia que impera en este país.

Pasan de las nueve de la noche, mucha gente se siente eufórica. El chiste del momento es que ahora somos la Venezuela del Norte. Claudia Rivera se traslada al zócalo de la ciudad a festejar, al igual que miles de personas más que llegan por su propio pie. Gritos de júbilo, gente cantando el “Cielito lindo”… personas que pasan en sus coches tocan las bocinas y hacen la V de la victoria. Minutos después la cita de reunión es el Instituto Electoral del Estado y aunque gran parte del boulevard que rodea el área se encuentra cerrada, la gente camina para esperar afuera. Banderas y banderines de Morena se mueven al ritmo de la música. La gente se abraza, sonríe, festeja. Alejandro Armenta es el primero en salir de las instalaciones del IEE, más muestras de júbilo para con él. Después sale Claudia Rivera, hace algunas breves declaraciones a la televisión y comenta: “…vamos hacía la fiscalía…para a sacar a los once detenidos…” Agradece, saluda de nueva cuenta y se marcha con su equipo. La noche aún es larga y hay cosas pendientes. Ha sido un día sumamente agitado, turbulento, con claro oscuros…el cansancio ya empieza a sentirse. Un poco más relajados comentamos entre quienes ya tenemos varias elecciones encima, que es la primera vez que nos toca ver una participación ciudadana de esta magnitud…alguien por ahí comenta, me esperaba algo un poco más modesto pero, esto sobrepasa mis expectativas; comparto la misma idea. Hace frío, hace hambre, duelen los pies y aún hay que esperar que es lo que sigue.

Leave a comment.

Your email address will not be published. Required fields are marked*